Confirmada la rotura de peroné y descartados daños en los ligamentos

Se confirma la rotura de peroné de Cristóbal Guerrero. La parte positiva de la lesión del malagueño es el descarte de cualquier tipo de lesión de ligamentos en su rodilla izquierda. La fractura, a la altura del gemelo, ha sido limpia y Guerrero no necesitará intervención quirúrgica.


Los médicos helenos del Hospital de Serres han diagnósticado un periodo de recuperación de entre 4 y 6 semanas de baja, el piloto del Yamaha UFO podría perderse las dos últimas pruebas del Mundial, el GP de Italia, 26 y 27 de septiembre, y la última cita, el GP de Europa, el 11 y 12 de octubre. En función de su recuperación, Guerrero podrá disputar las dos últimas pruebas del nacional de enduro a finales de octubre, donde es líder de Enduro 2.

¿Cómo ha sido la caída?
"Ha pasado en el MX Red Bull de Orini. Después de un pequeño salto he sacado el pie para entrar en un curva de derechas, lo he apoyado y cuando ha tocado el suelo se me ha girado la pierna hacia detrás. He sentido como algo crujía y ya me he dado cuenta de que era algo serio porque me dolía mucho. Cuando he salido de la crono, he ido directo hacía el control horario y de allí al hospital, a hacerme las radiografías".

Y el diagnóstico ha sido...
"Tengo el peroné roto. Por suerte ha sido una fractura limpia y no necesita operación. Los médicos me han dicho que estaré de cuatro a seis semanas de baja".

Por el momento no hará falta que vuelvas a España.
"No, por lo que queda y dado el tipo de lesión estaré aquí en Grecia hasta el lunes, tal y como estaba previsto. Luego volveré a casa para descansar y recuperarme, tengo que esperar a que se solde el peroné".

Una lástima después de los resultados.
"La verdad es que sí. Empecé muy bien durante los dos primeros días. Todo había ido perfecto y me encontraba muy bien, tanto sobre el terreno como con la moto. Había marcado unos tiempos buenísimos, la lástima es esa, que cuando uno se empieza a sentir bien a veces ocurren cosas inesperadas como esta. Vienen los problemas... Pero ahora solo pienso en recuperarme y afrontar con garantías la próxima carrera".

El primer sorprendido de tus tiempos aquí en Serres quizás hayas sido tu mismo como nos comentabas ayer.
"Pues la verdad es que sí porque tampoco había entrenado mucho con la 450. El campeonato de España lo hago con esta moto, pero no la suelo coger muy a menudo. Llegué aquí y me encontré de maravilla con la moto y el terreno. Además a nivel físico estaba probablemente en el mejor momento de la temporada".

A nivel personal, suponemos que te quedas con las dos magníficas actuaciones en estos dos primeros días.
"Sí, está claro que me quedo con estos dos días que he hecho. El segundo día iba primero en la scratch, un resultado que no sé si algún español lo había conseguido hasta la fecha. Me han comentado que yo era el primero, pero la verdad es que estoy contento y satisfecho de haber ganado al menos las dos primeras jornadas de Enduro 2, y haber sido líder de mi categoría. Nos han salido dos días francamente buenos".

Y, ¿a nivel de equipo?
"Creo que bien. El primer día tuvimos problemas porque Farrés se salió fuera en el cross del circuito, se le enrolló una pancarta en el freno y perdimos mucho tiempo, pero por lo demás todo ha salido bien. Ahora, la lástima es mi baja. Con uno menos en el equipo es más difícil puntuar porque sólo quedan cinco y no se pueden cometer errores, el más mínimo fallo suma tiempo.

¿Qué hay sobre la recuperación?
"Los médicos me han dicho que tengo que guardar reposo y poco más... Esperar que el hueso se suelde".

¿Qué supone esta lesión en cuanto al calendario?
"Ahora mismo no sé cuál es la próxima carrera después de los ISDE, pero lo que está claro es que hasta que no me recupere no voy a correr. Si no estoy bien no creo que dispute el Mundial, son pruebas de dos días muy duras y prefiero estar en casa y recuperarme del todo y evitar que la lesión se complique".