Cristobal Guerrero, hijo del piloto de motos español accidentado este martes, ha afirmado que su padre sigue "grave" según le han confirmado los médicos tras sufrir ayer "un fuerte golpe en la cabeza". Pese a la gravedad, Guerrero ha confirmado que "está estable dentro de la gravedad" aunque "no han pasado ni 24 horas" con lo que "todavía no se da un pronóstico fijo".

El hijo del piloto ha desvelado que la intervención "ha ido bastante bien porque le atendieron muy rápido, el helicóptero llegó rápido y la verdad que todo fue bastante bien".